Fomentan buenas prácticas en cultivo de piña

La Universidad de Costa Rica (UCR), imparte en la Región capacitaciones sobre el comportamiento ambiental de los agroquímicos, el recurso hídrico y el manejo de aguas residuales, alternativas para reducir el uso de los agroquímicos, de plagas y de la mosca del establo, así como de los rastrojos.

Parte de estas capacitaciones son parte de una campaña informativa sobre Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el cultivo de la piña, dirigida a productores de la Región Huetar Norte del país.

Según la UCR, la campaña se realiza en el marco de un proyecto de investigación sobre las BPA entre la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

La iniciativa pretende fomentar las buenas prácticas de los agricultores en la siembra de esta fruta en los cantones de San Carlos y Grecia, en la provincia de Alajuela. Para esto, se creó un programa de capacitación y comunicación que el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA) de la UCR ejecuta desde el 2015 con el apoyo de otras instancias de esta universidad y de instituciones públicas.

El CICA se encargó de caracterizar y evaluar las prácticas agrícolas en el cultivo de piña en dicha región, para lo cual, al inicio del proyecto, efectuó encuestas y entrevistas a los pobladores de los distritos de Pital, Aguas Zarcas y Venecia de San Carlos y en el cantón de Río Cuarto, para identificar intereses y necesidades de las personas dedicadas a esta actividad.

carrera

“Hay consciencia en algunos productores”

“Hay conciencia entre algunos productores sobre los riesgos e impactos al ambiente del cultivo de piña y conocimiento de las regulaciones existentes en cuanto al uso de plaguicidas. Esto se debe, en parte, a que algunos han pasado por procesos de certificación en los que esos aspectos están regulados de forma muy estricta”, afirmó Laura Brenes Alfaro, coordinadora del Programa de Capacitación y Comunicación del proyecto.

Los productores también han participado en talleres en los que se les capacita sobre aspectos como estructura de costos, certificaciones de calidad, agroclimatología y agricultura de precisión.

Brenes comentó que la información proporcionada tiene la finalidad de ayudar a los agricultores a tomar mejores decisiones sobre su quehacer. “Les hablamos de que existen los agroquímicos, que en algunos casos es probable que no se puedan eliminar, pero que se deben usar de forma racional, respetando las dosis, leyendo las etiquetas y conociendo bien el producto, y que su uso haya sido recomendado y aprobado para el cultivo de la piña”, detalló.