Destacan solidaridad de policías con adulto mayor de Florencia.

La familia de José Cortés, anciano de Pénjamo de Florencia, al cual, el Grupo de Apoyo Operacional (GAO), de la Región Ocho le construye una casa, está muy agradecida con la solidaridad de los de policías y vecinos de San Carlos.

Cabe destacar que el deseo de colaborar con esta obra humanitaria, hace que los policías trabajen en el día en la construcción de la vivienda y en la noche vigilen las calles para prevenir la delincuencia.

Según indicó la Fuerza Pública, dichos funcionarios de  noche realizan controles de carreteras, decomisos de drogas y capturas de delincuentes, entre otros cumplimientos como cualquier otro policía, pero de día se convierten en constructores para hacerle realidad el sueño a un adulto mayor de tener su casa nueva.

El oficial Walter Guido, quien es el jefe del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) de la Fuerza Pública de la Región Huetar Norte, indicó que todo inició cuando dos policías realizaron una inspección en una vivienda de la comunidad de Pénjamo de Florencia, cantón de San Carlos.

Ese día los oficiales visitaron a don José Cortés, de 93 años de edad, cuya vivienda, en la que habita desde hace unos 70 años se encontraba en muy mal estado.

Así es como un grupo de oficiales de la Fuerza Pública de San Carlos, bajo el liderazgo de la comisionada Kattia Chavarría, directora de la Región Huetar Norte, asumió el reto de buscar ayuda entre la comunidad y los empresarios sancarleños.

Al darse cuenta del proyecto que estaba emprendiendo la Fuerza Pública, los vecinos, empresas e instituciones decidieron colaborar con materiales para levantar la casita de don José.

Su hijo, Luis Antonio Cortés, expresó su gratitud ante quienes se han unido en este proyecto: “Es algo excelente. No sabía que los policías hicieran esta clase de obras, pero en buena hora que le tocó a mi papá, pues realmente lo necesitaba. Agradecerle a la Fuerza Pública y a todas las instituciones que se unieron para hacer esta obra.”

Según explicó don Luis Antonio, la familia desde hacía tiempo quería hacerle una casita a don José, pero él rechazaba esta posibilidad, al indicarles que no iba a salir de su casa.

Casa de 110 años de construida

Su apego por la casa en la que vio nacer y crecer a sus hijos, hace unas siete décadas, ha sido tal que don José se rehusaba a salir de esta vivienda de 110 años de construida, pues les dijo a sus familiares que él quería seguir viviendo en el inmueble hasta que este se cayera.

“Y no es para menos, ya que ese ha sido su hogar desde que, muy joven, emigró desde El Cacao de Alajuela para fundar una familia y labrar la tierra como todos los pioneros de estas tierras sancarleñas“.

De acuerdo con la policía la misión de persuadirlo de salir de su vieja casa no fue nada fácil y fueron los policías quienes finalmente lo convencieron, pero sólo después de hacerle la promesa de que su traslado a la casa de su hijo Luis Antonio, quien vive al frente, sería algo temporal, pues pronto lo iban a regresar a lo que ha sido y sigue siendo su tierra, pero a una nueva casa.

Confiado en que esa era una promesa hecha por los policías, don José, de la mano de la comisionada Kattia Chavarría, finalmente aceptó pasarse a vivir de manera transitoria a la casa de su hijo.

Luis Ramón Carranza Cascante Diputado PAC

Vivienda digna

Todos los días, llueva o haga sol, desde el pasado 26 de diciembre los policías aprovechan cada minuto para avanzar, todo lo que se pueda, en construirle una vivienda digna a un miembro fundador de esta laboriosa comunidad de Pénjamo de Florencia.

Esta labor la realizan sin dejar de cumplir con sus deberes como autoridades policiales, pues cada noche toman sus patrullas y motocicletas para recorrer los cantones del norte del país en aras de brindarle seguridad a la ciudadanía.

“Estoy deseando pasarme”

Para dicha de don José, ya la obra gris está levantada y es probable que en las próximas semanas estrene su casita, tal como es el deseo que constantemente les expresa a los uniformados cuando pasan a saludarlo y a contarle sobre los avances del proyecto.

Cada mañana al levantarse, él puede ver los avances de la obra, lo cual lo pone muy contento y, al ser preguntado acerca de su nueva casa, don José indicó: “Yo ya estoy deseando pasarme.”  

 

Compartir
Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR - Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun - Correo: geraquesada@gmail.com

Deja un comentario