Denuncias por relaciones impropias saturan instituciones

Los delitos por relaciones impropias o relaciones desiguales y de poder entre una persona adulta y una persona adolescente, ha venido en aumento en la Región desde que la Ley 9406, sobre esta materia, entró a regir en enero del año pasado.

El Patronato Nacional de Infancia (PANI), registró en el 2017 en San Carlos, 112 adolescentes que habían mantenido una relación impropia.

Cabe destacar que hay delito si la persona menor de edad es mayor de 13 años y menor de 15 y la persona adulta es al menos 5 años mayor.

También si la persona menor de edad es mayor de 15 años y menor de 18 y la persona adulta es al menos 7 años mayor.

De acuerdo al caso, la persona que mantenga una relación impropia con un adolescente puede ser sancionada con penas que van desde 3 a 10 años de cárcel.

María Amalia Chaves, directora Regional del PANI, asegura que aunque siempre se habían dado estos casos, con la entrada en vigencia de la Ley, es posible determinar con claridad más casos, ya que el Registro Civil envía los datos a la fiscalía sobre el registro de madres adolescentes, así como las instituciones CCSS, PANI y hospital, entre otros, que están obligados a denunciar.

Las relaciones impropias resultan inconvenientes o dañinas para las personas menores de edad. En muchos casos pueden llegar a ser una forma oculta o legitimada de violencia.

De acuerdo con los expertos, cuando se establece una relación impropia, este período de crecimiento y desarrollo se violenta, porque se fuerza a la persona menor de edad a vivir procesos para los que no está preparada y que podrían ser una amenaza a su integridad e inclusive su vida.

Este reportaje está divido en 3 partes, sigue leyendo en el siguiente link:
Parte 1: Región cada vez con más niñas chineando bebés

Parte 3: Urge mayor educación sexual