Crítica de cine: “Criaturas Fantásticas 2”

Publicidad

Un nuevo capítulo de 6 en total se estrenó esta semana en las salas de cine costarricense; con Johnny Depp como antagonista, la saga de Criaturas Fantásticas va tomando rumbo y no deja de admirar tanto a fans como a espectadores no habituales.

La película.

Los hechos se remontan seis meses después de la captura de Grindelwald en Estados Unidos. Tras una sentencia penal, el villano más poderoso antes de Lord Voldemort, consigue hacer de las suyas para propiciar el caos, esta vez no en América, sino en toda Europa.

Bajo una filosofía de etnia pura (guarda cierta similitud con las bases de nazismo alemán de la Segunda Guerra Mundial en el fondo) Grindelwald quiere que el mundo sea dominado por los magos de sangre pura, dejando a los “no magos” o “muggles” como servidores de quienes en su idea, serán los reyes del mundo.

Newt Scamander, sus criaturas y sus amigos se ven involucrados en medio de esta trama que es más cruda de lo habitual, cargada de magia, efectos especiales digitales y que será el enganche de los acontecimientos venideros en la saga escrita por mano de J. K. Rowling.

El comentario.

Quiero empezar, primeramente, anunciando que esta película quizás resulte confusa para las personas que no han visto ninguna película del universo de Harry Potter, por lo que, hay que “ponerse al día” si se quiere entender la trama (es obligatorio debido a los personajes y artefactos que van apareciendo conforme avanza el filme).

La película guarda una línea serena en su primera hora de proyección; es necesaria como introducción con el fin de ambientar al espectador de lo que sucedió y ha de venir en su segunda mitad.

Hay un aspecto que me parece interesante. Rowling, guionista del proyecto, o tiene a los fans esperando por una acción más pura hasta los últimos capítulos de la saga o su estilo es un poco “suave”, sin recurrir a secuencias de violencia o de enfrentamientos entre personajes. En Harry Potter este tipo de situaciones era más común, teniendo al protagonista al borde de la muerte en cada episodio proyectado. Añadido a ello, esta película, a diferencia de los libros de Rowling, no tiene una historia conocida previamente, por lo que créanme que al final, quedarán más dudas sobre lo que se asoma en futuro (buena táctica por parte de la producción).

Respecto a las actuaciones, el señor Johnny Depp finalmente ofrece una actualización fuera de su modo “Jack Sparrow” característico de sus películas. Bien por él. Ya nos tenía agotados de más de lo mismo.

En términos generales la película es buena. Su narrativa refleja a “El príncipe mestizo” en lo que a introducción de una historia más fuerte representa. Es más oscura que de costumbre, buena sí, pero pudo ofrecer más.

Vale la pena disfrutar la película. Quedan invitados.

A favor: El tema musical “Hedwig theme” de John Williams es un himno del universo mágico de Rowling. Pocas sagas, siquiera los Vengadores, han dado paso a un tema musical icónico como en este caso.

En contra: el limitado público al que se dirige: solo fans de Harry Potter.

Saludos!

Fotografías tomadas de imdb.com

Publicidad