Consulta de Malekus busca respeto de derechos

Mediante consultas el gobierno intenta que la comunidad indígena Maleku logre una mayor inclusión e integración y respeto de sus derechos humanos.

Desde el año pasado el gobierno inició en proceso de consulta a ocho pueblos indígenas del país, en caso de los Maleku,  son más de 600 vecinos  localizados en los los palenques Margarita, El Sol y Tonjibe.

Cabe destacar que el Estado tiene la obligación de consultar a los pueblos indígenas cuando una decisión legislativa o administrativa puede afectarles directamente. Esta consulta debe ser previa, libre e informada.

También es un medio de diálogo para asegurarnos de que los pueblos indígenas participen en la creación de los proyectos públicos.

Este paso de consulta  ya ha tocado las puertas de las casas de los Malekus, territorio indígena, como la mayoría del país, durante muchos años excluida de política pública, y por tal razón, excluido de servicios e infraestructura y educación entre otros.

La consulta puede verse de muchas formas. Lo importante es que siempre es un proceso en el cual las instituciones públicas consultan los proyectos propuestos a los pueblos.

guatuso_maleku_29_03_2017_2

Deudas con los Maleku

Los gobiernos tienen deuda con los pueblos indígenas. Por muchos años, su participación en lo social, lo económico y lo cultural fue muy poca. Es más, prácticamente no se han incluido en la construcción de políticas públicas.

La Presidencia de la República firmó la Directriz Ejecutiva N˚  0142 “Construcción del Mecanismo de Consulta a Pueblos Indígenas”, un documento que dio el banderazo de salida para la “consulta sobre la consulta”.

El Convenio 169 de la OIT también habla de los casos específicos en los que es obligatorio hacer la consulta. Estos son:

La Consulta es un deber exclusivo del Estado, por lo que no puede ser delegado en personas o empresas privadas. Es obligación del Estado implementar los mecanismos de consulta, determinar qué instituciones son responsables de llevar a cabo los procesos y de darles los recursos necesarios para hacerlo.

El objetivo más grande de la consulta es integrar a los pueblos indígenas en la creación de políticas públicas que puedan afectar de forma directa sus derechos. En concreto, su objetivo es llegar a un acuerdo o tener el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas sobre las medidas propuestas.

James Anaya, profesor de Derechos Humanos y Política en la Escuela de Derecho de la Universidad de Arizona hay una muestra de voluntad de parte del Gobierno de Costa Rica alto nivel que he escuchado personalmente. Eso no se da en todos los países, ese tipo de muestra de voluntad de adelantar mecanismos de este tipo.

Para Anaya, Costa Rica debe enfrentar varios desafíos para llevar a cabo la construcción del mecanismo exitosamente. Los más importantes son garantizar que las instituciones públicas tengan el conocimiento adecuado sobre la obligación del Estado de realizar la consulta, asegurar el financiamiento necesario para el funcionamiento del proceso de consulta, e informar adecuadamente a la sociedad costarricense sobre los alcances del tema.

Malekus no olvidan tradiciones

El pueblo Maleku es también conocido como “Guatuso”, debido a una denominación colonial del siglo XVIII, relacionada con el lugar donde fueron encontrados: el Cerro La Guatusa. Se ubica en el cantón de Guatuso, sin embargo, sus territorios ancestrales comprendían parte del cantón San Carlos y de los Chiles.

Dichos etnias hoy ubicadas en los  palenques: Tonjibe, El Sol y Margarita fueron sometidos durante la colonia, por lo que mantuvieron una fuerte autonomía cultural hasta casi entrado el siglo XX.

Aunque han sido  impactados por el despojo de sus tierras ancestrales, tanto los jóvenes como los ancianos mantienen vitales sus tradiciones. Una muestra de ello es la forma en la que continúan enterrando a sus muertos, en un área de las viviendas, pues en la cosmovisión Maleku, los espíritus siguen influyéndoles  para bien. Su sistema de parentesco es bilineal o de doble filiación.

expo venecia 2017 (650 x 120)

Etnia Amerindia

Los guatusos o Malekus son una etnia amerindia de Costa Rica. Su idioma es conocido como Maleku ihaíca, hablado por el 70% de la población autóctona. Se ubican en las llanuras del norte del país, específicamente en los cantones de Guatuso y San Carlos, provincia de Alajuela.

Los guatusos conservan sus rasgos físicos y culturales. Es uno de los grupos indígenas más pequeños del país, conformado entre 600 y 1000 personas. Sin embargo, los extranjeros han entrado en la comunidad, debido a su extrema cercanía a centros poblados no indígenas.

Antes de la colonización española, su territorio se extendía hacia el norte hasta el volcán Rincón de la Vieja, e incluyó al Lago de Cote y al Río Celeste al oeste y al volcán Arenal al sur como sitios sagrados.

En el siglo XIX, el territorio histórico de los Maleku se extendía unos 1100 km2 principalmente alrededor de la cuenca del río Frío, una zona rica en diversidad ambiental y riqueza biológica. Esta región, que constituye el 6.6% del territorio nacional, cuenta con el 5% de toda la biodiversidad del país, y el 45.6% de todas las especies de mamíferos, reptiles, anfibios y aves identificados en Costa Rica. Esto brindó a la población Maleku los recursos básicos necesarios para sobrevivir y cubrir sus necesidades de ropa, alimentación, medicina y techo. Las partes bajas de los ríos Pataste, Patastillo y La Muerte fueron el corazón de la región cultural Maleku. En la actualidad, se considera a Tonjibe como la cuna de esta cultura.

Compartir

Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR –

Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun –

Correo: geraquesada@gmail.com