¿Cómo obtener escrituras de bienes inmuebles?

Existen varias formas de obtener la escritura de un bien inmueble, la forma indicada va a depender de la situación concreta. Primero que todo, se debe tomar en cuenta si ese bien que se desea escriturar, tiene o no dueño registral, es decir, se debe determinar si ya se encuentra a nombre de alguien en el Registro de la Propiedad.

Tal es el caso de una finca o lote que una persona traspasa a otra, este traspaso puede darse en virtud de un negocio jurídico el cual puede ser oneroso como el caso de la compraventa o gratuito como la donación.

Si se desea traspasar la totalidad del bien, debe hacerse el traspaso ante Notario Público. Si únicamente se va a traspasar parte de ese bien, debe hacerse necesariamente la segregación.

Es necesario comparecer ante un Notario Público con la finalidad de que este confeccione en una misma escritura tanto la segregación como el traspaso del inmueble, luego se encargará de presentarlo ante el Registro Inmobiliario el cual procederá a realizar la respectiva calificación e inscripción. Ahora bien, si el inmueble no tiene dueño registral, y la persona que desea escriturarlo es el poseedor, para estos casos la legislación costarricense, contempla un proceso llamado “Información Posesoria” el cual debe ser llevado a cabo en el Juzgado competente con la finalidad de obtener la escritura de un inmueble que aún no se encuentre inscrito en el Registro de la Propiedad.

Para que el proceso tenga éxito, debe de cumplirse a cabalidad con los requisitos que indica la Ley de Informaciones Posesorias, el primero es demostrar una posesión por más de diez años, con las condiciones señaladas en el Artículo 856 del Código Civil: en calidad de propietario, continua, pública y pacífica.

chepe

Escrito que jusfique la posesión

Debe hacerse la petición a través de un escrito que justifique dicha posesión el cual contenga información relevante: nombre, apellido, calidades y domicilio de quien solicita la inscripción de bien: naturaleza, situación, medida de la superficie, linderos, nombres, apellidos, domicilio de los colindantes y medida lineal frente a caminos públicos. De existir codueños, indicar nombres, apellidos y domicilio. Especificar las cargas reales si existieren, tiempo que tiene de poseer el bien.

Describir los actos en los cuales consiste dicha posesión, descripción de cultivos, bosques, construcciones y demás mejoras. Nombre, apellido y calidades de la persona de la cual adquirió el derecho. Indicar si existe o existió parentesco con dicha persona. Además del Escrito, quien pretende titular debe presentar otros requisitos: cédula de identidad, Plano inscrito en la Oficina de Catastro, Certificación del Registro de la Propiedad, la cual indique si el titulante ha inscrito otras propiedades a su nombre a través del mismo procedimiento de Información Posesoria. Certificado del Ministerio de Ambiente y Energía, el cual exprese si el inmueble se encuentra dentro o no de áreas silvestres protegidas. Estudio de uso de suelo.

Una vez presentada la solicitud, el Juez procederá a su estudio, si existen errores mandará a subsanarlos. Después de esto, citará a los colindantes para que se presenten a hacer valer sus derechos. Se ordenará publicar por una vez un edicto en el “Boletín Judicial” en el cual se cita a los interesados para que se presenten a reclamar sus derechos. Se tendrá como parte a la Procuraduría General de la República.

Se acreditará la posesión por medio de la interrogación de tres testigos. El Juez convocará una comparecencia en la finca para constatar todo lo que en ella existe, de ser mayor de 30 hectáreas. De no existir situaciones irregulares, el Juez aprobará la Información por auto que contenga la descripción del inmueble y mandará practicar en el Registro Público de la Propiedad.

Compartir

Usted puede ser parte de la información enviando sus noticias al correo: laregionhn@gmail.com o llamando al 2460-7400.