Colocan primera piedra de delegación en Delta Costa Rica, Sarapiquí

Publicidad

• También se construirán nuevas instalaciones en Agua Dulce y Barra del Colorado Sur.

• Los tres puestos fronterizos costarán un poco más de 1.873 millones de colones.

Con la presencia de Michael Soto Rojas, Ministro de Seguridad, policía de frontera, y representantes de la Embajada de Estados Unidos se colocó la primera piedra de lo que será la Delegación de la comunidad Delta Costa Rica, en la zona de Sarapiquí.

Con un acto simbólico de colocación de la primera piedra de lo que serán las nuevas instalaciones del puesto de Delta Costa Rica, esta semana inició el proceso de construcción de tres de los puestos de la Policía de Fronteras en el Caribe norte.

El puesto de Delta Costa Rica, situado en el distrito de Llanuras del Gaspar, cantón de Sarapiquí, provincia de Heredia, comprende un área constructiva de 1.280 metros cuadrados, con un costo de ₵722.568.277.

En el caso de Agua Dulce, dicha delegación se ubica en el distrito de Colorado, cantón de Pococí, provincia de Limón, y comprenderá un área constructiva también de 1.280 metros cuadrados, pero con un costo de 762.891.215 colones.

Con respecto a Barra del Colorado Sur, situado también en el distrito de Colorado, comprenderá una edificación de 727 metros cuadrados, cuyo costo asciende a los ₵387.880.815.

Es por ello que el costo total de los tres puestos es de ₵1.873.345.307, todo lo cual se financió con presupuesto originado en el decreto Nº 36440-MP emitido en el 2011.

En su artículo N°1, dicho decreto indica que: “Se declara Estado de Emergencia, en los cantones, limítrofes con Nicaragua, de La Cruz, Upala, Los Chiles, Sarapiquí, San Carlos y Pococí, las situaciones y/o procesos que se desencadenan como resultado de las actividades que ilícitamente Nicaragua realiza en territorio de Costa Rica, que atentan contra la vida, la integridad física y los bienes de quienes se encuentran en el territorio nacional, así como contra la soberanía nacional y el medio ambiente.”

De acuerdo con lo declarado por el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, estas obras tienen tres objetivos fundamentales, el primero de ellos es fortalecer la defensa de la soberanía nacional, así como brindarles mejor seguridad a los vecinos del Caribe norte y quienes visiten esta zona.

Además de ello, Soto explicó que con las nuevas delegaciones pretenden dignificar la labor de un cuerpo policial profesional como lo es la Policía de Fronteras, que en este momento desarrolla sus labores en unas condiciones muy difíciles dada la infraestructura con la que cuenta.

De esta forma los oficiales podrán desarrollar su labor en las mejores condiciones posibles, además de poder tomar sus tiempos de alimentación y descanso en condiciones más apropiadas.

Por su parte, el director de la Policía de Fronteras, comisionado Allan Obando, indicó que, sin lugar a dudas las nuevas instalaciones, las cuales estarán listas a mediados del otro año, contribuirán a darle un mejor servicio a la comunidad.

Las idea de construir estas delegaciones es velar por el ingreso de indocumentados, tráfico de droga, armas, entre otros problemas relacionados con seguridad de la frontera.

Publicidad