Coca Cola junto a David Trezeguet, entregan cheque para impulsar deporte en Upala

La  Coca-Cola, con el apoyo de Casa Presidencial y el Consejo de Promoción de la Competitividad de Costa Rica, y en compañía de David Trezeguet, campeón mundial con la Selección gala en el Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA™ Francia 1998, y embajador de Coca-Cola hizo entrega a la Asociación Deportiva Upaleña (ASODEU),   un cheque simbólico por un monto de ₡6,825.240; para compra de implementos deportivos para los muchachos.

¨El deporte siempre genera emoción, alienta el trabajo en equipo, y como en Coca-Cola promovemos que las personas mantengan un estilo de vida activo y saludable, acudimos al llamado para apoyar a esta Asociación, la cual requiere de mucho apoyo para continuar siendo ejemplo deportivo y social para su comunidad¨, comentó William Segura, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones para Centroamérica de la Compañía Coca-Cola, en la página web https://journey.coca-cola.co

“Los niños, jóvenes y adultos necesitan y merecen estas oportunidades, y para mí es muy gratificante saber que hoy, la Asociación Deportiva Upaleña tendrá esta ayuda para la compra de sus implementos deportivos, lo que les permitirá practicar mejor al fútbol. No sabemos si de estos muchachos saldrá ese gran jugador que nos vaya a representar al extranjero, de lo que sí estamos seguros es que la práctica del deporte contribuye a mejorar la vida de estos muchachos y por lo tanto es necesario que puedan desarrollar sus habilidades con todas las herramientas necesarias”, destacó Marvin Rodríguez, vicepresidente de la República.

Según Coca Cola  ASODEU nunca dejó de fomentar en los jóvenes de la zona la importancia de mantenerse activos, a pesar de las circunstancias, y de los estragos que Otto generó en la cancha deportiva.

En los últimos cinco años, ASODEU ha recibido a más de 500 jóvenes de edades entre los 14 y 17 años, quienes han encontrado en este deporte una manera de enfrentar sus adversidades, ya que muchos forman parte de familias de bajos recursos y con problemas sociales. Varios de estos muchachos, recorren más de 140 kilómetros para cumplir con cada una de las sesiones de entrenamiento.