CICA  encontró en el 2015   residuos de plaguicidas en 5 nacientes y 2 pozos  de Pital y Río Cuarto

Cinco nacientes de agua para consumo humano y dos pozos presentaron   presencia de plaguicidas en estudio hecho por el CICA. Al parecer la contaminación es  producto del cultivo de piña.

El estudio hecho por el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA)  para  el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), reveló en varias trazas hechas en el   año 2015  la  presencia de plaguicidas en niveles bajos en: naciente Veracruz de Pital (N1), naciente La Flor (N2) de la Tabla de Rio Cuarto (N2), naciente La Victoria (N3) también en la Tabla y Naciente Nicrodal (N4)   y La Flor  (N5) de  Santa Rita de Río Cuarto.

También, un pozo de la ASADA del Palmar de Pital (P2) y pozo de la ASADA de Coopeisabel también de  Pital  (P4), detalla el estudio hecho por el CICA llamado: Proyecto: Caracterización de las prácticas agrícolas y el uso y manejo de agroquímicos en el cultivo de piña, para la implementación de buenas prácticas agrícolas (BPA)” ,en poder de este medio.

residuos

En el estudio se puede evidenciar la presencia de trazas de residuos de bromacil, en su mayoría,  en las nacientes  de Río Cuarto y de  Pital y los dos pozos de este último distrito sancarleño.

De acuerdo con la Federación Costarricense para la Conservación de la Naturaleza  (FECON)  la contaminación con herbicida bromacil, prohibido desde 2017, sigue reportándose en agua para consumo humano, además de bromacil se ha encontrado, miclobutanil, oxamil,butóxido de piperonilo y triadimefón en fuentes de agua de Pital y Rio Cuarto, autoridades tienen conocimiento de esto desde 2016 pero no han informado a las poblaciones.

Según los ecologistas ha  pasado más de un mes de haberse descubierto que le Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA) y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) han escondido datos sobre la contaminación de agua en Pital y Río Cuarto. El CICA pasado jueves 19 de julio en la Comisión Especial de Ambiente de la Asamblea Legislativa admitió no haber a los miembros de ASADAS afectadas y tampoco a la autoridades de Salud.

Acuerdo de confidencialidad

Trascendió de la audiencia la funcionaria del CICA Laura Brenes,  quien afirmó que: “existe un acuerdo verbal para dar confidencialidad al proyecto en general y que toda la información del estudio se canalizará por medio del Servicio Fitosanitario del Estado”. Esta supuesta cláusula de confidencialidad no se ha confirmado y se ha cuestionado que estos datos sobre la calidad de agua para consumo humano se escondieron por más de dos años pese al conocimiento del CICA y del SFE, detalla FECON.

Mientras tanto este informe no ha sido difundido aún a la opinión pública pese a confirmar la contaminación con agroquímicos en acueductos de comunidades de Pital y Río Cuarto, agregan los ecologistas.

Según FECOM propiamente el informe del estudio mencionado se confirma que la ASADA La Tabla y El Pinar; de la Santa Rita de Río Cuarto; la naciente Nicrodal; la naciente La Flor de la ASADA de Santa Isabel; la ASADA de Cariblanco de Sarapiquí; la ASADA de La Legua; la naciente de Palmar de Pital de la comunidad de Los Ángeles; la ASADA de la comunidad de Chirivico y Coopeisabel y la ASADA de Veracruz de Pital se encuentran contaminadas desde 2015.

Cabe mencionar que la  ASADA de Santa Isabel de Río Cuarto decidió clausurar una de sus fuentes de agua por sospecha de contaminación debido a un reporte del Laboratorio Nacional de Aguas del AyA por presencia de bromacil (Santa Isabel, julio 2017).

Además la ASADA de la Tabla y el Pinar de Río Cuarto también ha reportado afectación y cierre de fuentes de agua a cusa de contaminación por agroquímicos relacionados a la piña.

“Si tomamos en cuenta a Veracruz de Pital (Asada intervenida en 2017 por el AyA) ya se contabilizan cuatro acueductos comunitarios afectados en los últimos meses debido al descontrol de la actividad piñera.

Esta situación causa alarma en la población y por eso ya en Pital el jueves anterior se dio una movilización para solicitar a las autoridades locales no permitir el cultivo de nuevas plantaciones de piña en este distrito de San Carlos”, detallan los ecologistas.

 

ver informes de CICA 2015, 2016 y 2017.