CANAPEP se pronuncia sobre análisis de agua hechos por AyA

La Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP), emitió el siguiente comunicado con relación a los nuevos análisis de agua hechos por Acueductos y Alcantarillados en nacientes de Pital, Río Cuarto, Aguas Zarcas, Cutris, Venecia y Río Cuarto.

“Con relación a los resultados preliminares del estudio realizado en el 2015, 2016 y 2017 y dados a conocer el día 14 de junio por el CICA de la UCR sobre la presencia plaguicidas en algunas fuentes de agua superficiales y subterráneas en las localidades de Pital, Aguas Zarcas, Venecia y Río Cuarto, la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) manifiesta:

Que aun cuando el estudio está dirigido para mejorar las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en fincas productoras de piña, el investigador a cargo, señor Greivin Pérez, es claro al indicar que, aunque la investigación está dirigida a la producción de piña, en las regiones incluidas en el análisis, también se observó la existencia de otros cultivos y otras actividades agropecuarias.

Establece también que el estudio abarcó 22 sitios de aguas superficiales y 10 de aguas subterráneas y que los hallazgos encontrados NO permiten establecer que exista contaminación que ponga en riesgo a la población.

Indica que partir de los análisis de las muestras realizadas, los investigadores observaron sólo la presencia de trazas o cantidades minúsculas de ingredientes activos del Bromacil que tal y como lo ejemplificó el mismo investigador, equivaldrían a “una gota de agua en una piscina olímpica o un microgramo por cada litro”.

Pozos y nacientes

Informa también, que estas muestras fueron tomadas en pozos y nacientes que todavía no estaban tratadas o destinadas para el consumo humano y sostienen que las concentraciones de ingredientes activos encontradas son bajas de acuerdo con los niveles establecidos por entidades internacionales como la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos de América.

Agrega el analista, que el Bromacil fue prohibido por el Gobierno para su importación a partir del 24 de mayo del 2017 y para su uso a partir de noviembre del mismo año, no obstante, después de esas fechas no se han realizado nuevos muestreos y análisis.

(Nota: la prohibición para seguir utilizando el Bromacil se hizo por mandato de la Sala Constitucional sin existir estudio técnico ni científico, así confirmado por el Departamento Normativo del Ministerio de Salud).

El estudio realizado también determinó que en fruta ninguno de los valores de plaguicidas detectados superó los límites máximos de residuos permitidos en piña.

Ante la pregunta que le formularon al investigador en la conferencia de prensa, sobre si consumir el agua de estas localidades en estas condiciones era riesgoso, argumentó claramente, que, para tomar este tipo de decisiones, era necesario efectuar los análisis de riesgo, hacer los análisis toxicológicos y los análisis ecotoxicológicos”, detalla CANAPEP.