Aprueban nueva Ley de Aguas que sustituye a texto de 75 años

  • Participación ciudadana fue indispensable en la construcción de la nueva legislación

Ayer fue aprobado en primer debate por parte de la Asamblea Legislativa del Proyecto de Ley de Gestión Integrada del Recurso Hídrico (Proyecto de Ley Número 17.742), que permitirá proteger y gestionar los recursos hídricos de mejor manera, llenando todos los vacíos que contenía la antigua ley.

“Este texto establece los principios irrenunciables y los contenidos básicos para una gestión pública, sostenible y coordinada del recurso hídrico en nuestro país, totalmente necesarios para acabar con los vacíos de la ley anterior”, expresó Edgar Gutiérrez, Ministro de Ambiente y Energía (MINAE), mediante comunicado.

El proyecto actual se nutre de un proceso de diálogo y construcción de muchos años y con muchos sectores de la vida nacional, su objetivo fue lograr un replanteamiento de la administración, conservación y aprovechamiento de los recursos hídricos de forma sostenible, integral y solidaria.

De acuerdo al MINAE los principales objetivos de esta nueva ley se encuentra en el establecimiento de la participación ciudadana como principio de la gestión, brindar las herramientas necesarias a Acueductos y Alcantarillados (AyA) y las Asadas (administradoras de acueductos rurales) para que continúen con su labor de llevar agua potable a todo el país, así como sanciones más fuertes y acordes a la realidad para los infractores, entre otros.

Agua como bien de dominio público

Costa Rica requiere de este nuevo marco legal que impulse la planificación y los estudios con visión de cuencas hidrológicas, que fortalezca la acción institucional, que asegure el agua como un bien de dominio público y el derecho humano al acceso del agua potable de calidad y cantidad adecuada, que fiscalice su uso, penalice la perforación ilegal de pozos y la contaminación de las fuentes de agua, y que promueva la participación ciudadana y fortalezca la institucionalidad.

“Es un momento histórico, el país podría dejar atrás una ley obsoleta, para aprobar una ley marco que replantee las prioridades y las responsabilidades del Estado en materia de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos”, manifestó Gutiérrez.

Este texto sustituye el presentado por el mecanismo de Iniciativa Popular, el cual fue aprobado en primer debate en el año 2014 y enviado a la Sala Constitucional al final del periodo legislativo anterior.

El proyecto queda a la espera del segundo debate para ser enviado al Poder Ejecutivo para su sanción y publicación y convertirse en Ley de la República.

coocique nueva generación

Compartir

Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR –

Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun –

Correo: geraquesada@gmail.com

1 Comentario

  1. Porque el texto aprobado en primer debate este 2 de noviembre de 2017 es un texto sustitutivo al texto que ingresó a la corriente legislativa el 3 de junio del 2010.

    Porque mancilla la voluntad de participación popular de 170 mil personas que firmaron por otra cosa completamente distinta a lo que se aprobó este 2 de noviembre de 2017.

    Porque a pesar de contener elementos positivos el texto aprobado, pretende centralizar TODO el poder de las decisiones del agua de todos los costarricenses en el Ministerio de Ambiente y Energía, cuando ha sido un ministerio ineficiente y permisivo y hasta cómplice por intereses políticos y económicos como el caso Crucitas, Piñeras, o La Trocha Fronteriza. Lo que representa un grave peligro para el recurso hídrico, siendo que es un recurso escaso.

    Porque los diputados de las fracciones del PAC, PLN, PUSC y evangélicos mantuvieron en secreto el texto sustitutivo hasta 2 días antes de aprobarlo en primer debate, no lo publicaron en la página oficial de la Asamblea Legislativa.

    Dejan a la libre la exportación de agua embotellada, aunque se envase en lugares donde los habitantes sufran de escasez, incluso circunstancial, a pesar que el texto original sí incluía un artículo que limitaba la exportación. Esto da cuentas del manoseo que ha sufrido este texto en 7 años que tiene de dar vueltas en las oficinas de Cuesta de Moras.

    El Ministerio de Salud pierde sus competencias actuales en relación a la definición de parámetros de vertidos en cuerpos de agua y ahora se lo dan al Minae para que los defina en “coordinación” con el Ministerio de Salud.

    Porque según el texto aprobado, los recursos de apelación contra decisiones sobre el agua del MINAE las conoce y resuelve el Ministro, y no un ente jerárquico impropio, como un Tribunal Contenciosos (hoy en día es así), por lo que aumenta el peligro de que las decisiones del ministro sean basadas en intereses políticos o económicos.

    Eliminan los Consejos de Cuenca, los cuales eran la única manifestación que albergaba el texto original para la participación ciudadana. Estos consejos desaparecen del nuevo texto a petición explícita de la Cámara Nacional de Agricultura.

    Se le quita la función técnico científica de SENARA de protección, investigación con criterio vinculante, se pierde su control sobre los procesos de aguas subterráneas para pasárselo al MINAE, perdiendo así el carácter vinculante de sus criterios, que hoy son apelados ante el Tribunal Contencioso Administrativo (recurso jerárquico impropio); pero con este proyecto de ley quien resolvería las apelaciones sería el propio Ministro de Ambiente de turno. Representando así una regresión en materia ambiental, y violentando el sistema democrático costarricense de frenos y contrapesos.

    Se hace caso omiso a las observaciones que sobre estos y otros temas hizo la Defensoría de los Habitantes.

    Todo lo anterior y otros artículos del texto #17742 aprobado en primer debate, representan regresividades ambientales, y se convierten en una amenaza y un portillo para que el agua de Costa Rica se privatice al poner la autoridad sobre ella en un ministerio (MINAE) cuyo jerarca cambia cada 4 años.

     

Deja un comentario