Alerta por crecimiento turístico en áreas de amenaza del Arenal

El crecimiento turístico sin planificación en áreas aledañas al Volcán Arenal se ha convertido en riesgo eminente para turistas y visitantes de La Fortuna, por una eventual erupción del Arenal, ya que muchas construcciones se levantan en zonas consideradas de alto riesgo.

Cuando falta mes y medio para cumplir 50 años de la erupción del Volcán Arenal, aquel 29 de julio de 1968, cuando perdieron la vida 81 personas, diversos investigadores advierten sobre el peligro que existe en algunas poblaciones y centros turísticos construidos en áreas vulnerables a flujos piroclásticos, lahares, sismos y deslizamientos producto del coloso.

La carencia de planes reguladores y la construcción sin permiso en el pasado y actualmente  atenta con la vida de turistas en un área de aproximadamente 7 kilómetros a la redonda del Volcán, señalan los especialistas.

Cabe destacar que aunque la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), decretó en el año 2000 el perímetro de riesgo de 5.5 kilómetros a la redonda del Volcán, hay muchas construcciones que están metidas en el área de riesgo de 4.5 kilómetros, por donde en el pasado han bajado coladas de lava.

Oscar Chacón Chavarría, geógrafo egresado de la Universidad de Costa Rica, realizó una investigación denominada: “La actividad volcánica del Arenal como fuente de desarrollo turístico y vulnerabilidad socioeconómica: una visión a partir de la percepción”, donde detalla los posibles riesgos y mapea esas áreas.

Las autoridades de la CNE han definido cuatro áreas de riesgo en el Volcán Arenal la primera: Zona 1 a 850 metros del cráter y considerada la más riesgosa, la Zona 2 a 1600 metros del cráter, la Zona 3 a 3300 metros, la Zona 4 con una distancia de 4500 metros del cráter y que es el lugar donde se ubican la mayor cantidad de centros turísticos de la Fortuna.

Según los estudiosos a esta distancia el impacto de los flujos piroclásticos llegarían en dos minutos 42 segundos, de ahí, la importancia de tener planes muy precisos de evacuación, aunque pareciera que en lugares de alto flujo turístico, el tiempo es muy corto para ponerse a salvo, sobre todo cuando se tiene en cuenta que el Arenal guarda similitud con el Volcán de Fuego de Guatemala en peligrosidad.

Según apunta Chacón Chavarría, el riesgo que existe en la Fortuna por posibles erupciones del Volcán Arenal se deben a: Presión gubernamental ante la necesidad de crecimiento turístico, carencia de regulaciones en construcción de zonas de alto riesgo, no acatamiento de normas en zonas de seguridad implementadas y la carencia de planes de evacuación en casos de emergencia.

Los especialistas Alvarado I. G., J. Soto, M. Ghigliotti. y A., Frullani citan que existe un entorno de aproximadamente 7 kilómetros radiales al Arenal, que podría verse afectado directa o indirectamente por depósitos de tipo piroclásticos, coladas de lava y la generación de lahares y deslizamientos volcánicos.

También agregan que están propensos a depósitos de caída como los bloques y bombas, las cenizas y lapilli y que afectarían un área mayor con un eje de dispersión orientado hacia Tilarán. No obstante, depósitos de erupciones subplinianas, bajo otras condiciones de viento, podrían dispersarse hasta poblaciones de Venado y La Fortuna, tal y como ha sucedido en el pasado.

Según Chacón Chavarría hay que ser conscientes que el ingreso al área del Arenal es vital para la industria turística y la economía local y nacional, por lo que no es viable suspender todo tipo de actividad turística en las zonas bajo riesgo volcánico.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.57.39 AM

Detalla que se deben realizar actividades de sostenibilidad económico-ambiental, con lo que se puedan aprovechar los recursos naturales pero con las medidas precautorias que significa el situarse en los sitios aledaños a la zona de influencia volcánica del Arenal.

Recomendó hacer una alianza entre las instituciones de emergencia del gobierno y la Cámara de turismo de La Fortuna, con el fin de determinar cuál es la mejor solución para que se pueda continuar explotando las riquezas naturales de la zona pero con cautela y sobre todo, salvaguardando la seguridad de los residentes y visitantes de la zona.

Según el investigador hay que tomar en cuenta que La Fortuna es un distrito que depende en gran parte del desarrollo turístico y las actividades que éste sector pueda generar para la población residente, pero no hay que dejar de lado que existe una amenaza que en cualquier momento puede manifestar una conducta que no se puede pronosticar, por tanto, se debe estar al pendiente y acatar las disposiciones de regulación territorial.

Carencia de información sobre el riesgo

Uno de los problemas que enfrentan los visitantes de la Fortuna es que carecen de información sobre los lugares más riesgosos a visitar en caso de una erupción

Según el geógrafo Oscar Chacón Chavarría, la percepción ante el riesgo volcánico depende de las variables, educación, sexo, edad, lugar de procedencia y tiempo de residencia.

WhatsApp Image 2018-06-13 at 10.58.10 AM

Aunque detalla que la mayor parte de los visitantes coinciden en la falta de información sobre el riesgo volcánico en el sitio de hospedaje (en el 61% de los centros turísticos no proporcionan información sobre el riesgo volcánico)

Agrega que la mayoría de zonas interpretadas por los turistas como zonas bajo riesgo volcánico, coinciden con las zonas de riesgo real determinado por índices históricos.

Asimismo, detalla el especialista que la percepción del riesgo por parte de los residentes y visitantes, tiende a mantener una conducta semejante en cuanto al temor y respeto se refiere, mas ésta difiere a la hora de comparar el nivel de sentimiento de indiferencia y satisfacción, la cual es mucho más marcada tanto positiva como negativamente en los turistas.

Este reportaje está divido en 3 partes, sigue leyendo en el siguiente link:
Parte 2: Zonas restringidas del Volcán Arenal

Parte 3: Un Volcán joven de 6000 años