Al ritmo del tric trac de la carreta, San Carlos despidió a Manolo Hidalgo, pionero del cantón

El tric trac de la carreta halada por una yunta de bueyes, se convirtió en la música con la que gran cantidad de norteños despidieron a Manuel Hidalgo Alfaro (Manolo), pionero del desarrollo norteño.

Fue su último deseo, el que su cuerpo fuera trasladado en una carreta halada por bueyes desde el templo Católico de La Fortuna hasta el cementerio del mismo lugar. En caso de que muriera primero, esa tarea ya estaba conversada con su amigo, don Juan Vicente Herrera de Venecia de San Carlos, propietario de bueyes y carreta.

El templo católico de La Fortuna se llenó a más no poder. Asistieron, además de sus familiares, muchas de las familias de sus trabajadores, amigos, dirigentes políticos y vecinos que reconocen en este hombre a un gran luchador y enamorado de La Fortuna hasta su último respiro.

Vecinos y turistas fueron testigos de su último recorrido por las calles de La Fortuna, como cuando sus padres le trajeron a ese lugar hacía ya casi 77 años.

San_Carlos_pionero_24_01_17_2.jpg

Don Manolo Hidalgo nació el 15 de mayo de 1929, se casó con doña Hortémida Murillo y fue padre de ocho hijos. Es reconocido como uno de los pioneros del distrito de La Fortuna de San Carlos; hombre trabajador, enamorado del desarrollo y que dignificó la política como instrumento de servicio a su paso por la Municipalidad de San Carlos como regidor en el período 1982-1986.

Siempre estuvo orgulloso de su familia, a la cual formaron él y su esposa Hortémida con autoridad y mucho amor, bajo principios religiosos de trabajo y solidaridad.

San_Carlos_pionero_24_01_17_4.jpg

Fue ganadero respetado, empresario, dirigente ganadero, dirigente comunal y como también lo anotábamos, ocupó un cargo político, quizás sin serlo, pero logró señalar con su trabajo el verdadero sentido de la política.